Biocarburantes

derecha

Los biocarburantes son combustibles líquidos o gaseosos de origen renovable, procedentes de la biomasa y destinados al transporte. Se utilizan como sustitutos (puros o mezclados en distintas proporciones) o aditivos de los carburantes convencionales: gasóleos y gasolinas.

Bajo este término se engloban una gran variedad de compuestos, ya que desde un punto de vista químico, los constituyentes de la biomasa -carbohidratos, lípidos, lignina y proteínas- pueden ser transformados mediante diversos procesos y tecnologías en un amplio abanico de combustibles sólidos, líquidos o gaseosos, o en bioproductos en instalaciones denominadas biorrefinerías.

Por simplicidad, podemos agrupar los biocarburantes en función de su uso final como:

  • Biocarburantes para uso en motores diésel. Los más empleados en Andalucía son el biodiésel y el HVO.
  • Biocarburantes para uso en motores de gasolina (ciclo Otto). Los más empleados son el bioetanol y el bio-ETBE.
  • Biocarburantes gaseosos, como el Biometano, para uso en vehículos de gas.
  • Biocarburantes para uso en aviación, como el bioqueroseno y el hidrobioqueroseno.

El biodiésel es un biocarburante compuesto por esteres metílicos de ácidos grasos de cadena larga, obtenidos de aceites vegetales o grasas animales, que reaccionan con un alcohol de cadena corta (metanol o etanol), Se caracteriza por su elevada densidad energética (0,884 tep/t). Se puede utilizar en motores en estado puro (B100) o mezclado con gasoil, sin necesidad de adaptar ni modificar el vehículo.

El HVO o hidrobiodiésel es un biocarburante obtenido mediante hidrogenación catalítica de aceites y grasas de origen vegetal o animal, las ventajas de este combustible frente al biodiesel es el aumento del número de cetano y mejor estabilidad a la oxidación. Puede ser utilizado en motores diesel convencionales, ya sea puro o mezclado con gasóleo tradicional.

El bioetanol es el alcohol etílico (etanol) producido por la fermentación de los azúcares presentes en la biomasa, y se caracteriza por su elevado contenido energético. Su uso está indicado para motores de gasolina, como aditivo o en mezcla directa con el combustible. En mayores proporciones (hasta un 85%) sólo puede emplearse en vehículos de tecnología flexifuel.

El bio-ETBE es un antidetonante sintetizado a partir del bioetanol. Puede ser utilizado en la composición de gasolinas en sustitución del antidetonante fósil MTBE. Dado que en su síntesis participa un hidrocarburo fósil (isobuteno), se considera biocarburante en una medida proporcional a su contenido en bioetanol en el compuesto final (aproximadamente el 47%).

El biometano procedente de la purificación del biogás o de un proceso de metanación, tiene similar composición química que el gas natural, por lo que se puede inyectar en la red de gasoductos para su uso vehicular, o bien puede comprimirse en cilindros de gas para hacerlo almacenable y transportable.

Los combustibles sostenibles para la aviación SAF, (por sus siglas en inglés), bioqueroseno o biojet tienen el potencial de contribuir significativamente a la mitigación de los impactos medioambientales actuales y futuros de la aviación.

Si bien los biocarburantes antes mencionados están ya presentes en diferentes niveles de penetración del mercado, se mencionan a continuación los denominados "biocarburantes avanzados", que son aquellos cuyas materias primas son microalgas, paja, residuos agrícolas, selvícolas, biorresiduos, estiércoles y una larga lista de biomasa residual que no tiene uso alimentario ni compite en uso de la tierra. En este caso su penetración en el mercado es aún escasa; por este motivo, y en la certeza de sus importantes beneficios medioambientales y sociales las últimas legislaciones para fomentar el uso de fuentes renovables en el transporte, promueven objetivos diferenciados para estos biocarburantes en biorrefinerías.

El concepto biorrefinería es análogo al concepto convencional de la refinería de petróleo, es decir, una instalación de tratamiento de biomasa donde se integran diferentes procesos y tecnologías (gasificación, rutas termoquímicas, hidrólisis enzimáticas, etc) para generar energía (calor, electricidad, biocombustibles) y un amplio espectro de bioproductos (materiales, productos químicos, alimentos y piensos). La biorrefinería debe llevar implícita la utilización eficiente de los recursos, asegurando la sostenibilidad del proceso global.

LAS MÚLTIPLES VENTAJAS DE LOS BIOCARBURANTES

  • Son una fuente de energía renovable, que contribuye a reducir las emisiones globales de CO2, ayudando a combatir el efecto invernadero y el calentamiento global.
  • Diversifica las fuentes de suministro energético, ya que sus materias primas son muy variadas, proporcionando mayor seguridad de abastecimiento energético.
  • Reduce la dependencia nacional del petróleo.
  • Son compatibles con los sistemas de transporte y distribución de los carburantes fósiles.
  • Están sujetos a normas de calidad que garantizan su viabilidad técnica y su compatibilidad con los vehículos actuales del mercado.
  • Reducen las emisiones de partículas nocivas y otros contaminantes.

Estas ventajas están garantizadas dado que la Unión Europea y el gobierno español han establecido normativas que fomentan el uso de biocarburantes, bajo la doble premisa básica de garantizar la sostenibilidad en la producción de las materias primas y de conseguir una reducción mínima de las emisiones de CO2 en toda su cadena de fabricación.

Los biocarburantes en Andalucía 

Andalucía dispone de la mayor capacidad industrial de fabricación de biocarburantes en el ámbito nacional, una industria moderna que inició su actividad en 2005 favorecida por las políticas europeas y nacionales para la incorporación sostenible de fuentes renovables en el sector transporte. En este breve espacio temporal el sector ha estado sometido a diferentes disposiciones legislativas encaminadas tanto a aumentar a 2030 su participación en el consumo energético del sector transporte, como a limitar aquellos cuyas materias primas compitan en el mercado alimentario y fomentar los denominados biocarburantes avanzados, que son aquellos cuyas materias primas son de carácter residual o no compiten en el mercado alimentario y los cuales van a jugar un papel fundamental en el escenario a medio y largo plazo en el sector transporte.

En la publicación “Los Biocarburantes en Andalucía” dispone de una descripción general de los biocombustibles líquidos, legislación aplicable y su situación actual en Andalucía, en el contexto nacional y europeo.

Fabricación de biocarburantes en Andalucía

Andalucía cuenta con diez plantas de biocarburantes (puros y aditivos) operativas y que suman una capacidad de producción de biocarburantes de 1.273,7 ktep/año. De éstas, seis son fábricas de biodiésel, y cuatro son unidades de producción situadas en las refinerías de petróleo de Cepsa para producción de biocarburantes como aditivos a los carburantes de refinería: dos de ETBE (EtilTerButil-Éter) y dos de HVO (Hidrobiodiésel).

En el “Mapa Andaluz de Suministro de Biocombustibles y otros Combustibles Limpios”, las empresas suministradoras y comercializadoras de biocombustibles pueden darse de alta como suministrador, convirtiéndose en un medio para publicitarse y dar a conocer su producto de manera gratuita y eficaz.

Puede consultar el informe Plantas de generación e infraestructuras energéticas de Andalucía, para conocer la situación actualizada semestralmente, en el ámbito municipal, provincial y autonómico.

Consumo de biocarburantes en Andalucía

En la actualidad todos los usuarios de vehículos diésel y gasolina consumimos biocarburantes (Biodiesel, ETBE, HVO, bioetanol) ya que desde el año 2008 con la publicación de la Orden ITC/2877/2008, que establece un mecanismo de fomento del uso de biocarburantes, se ha ido incrementando la obligación de incorporar una cuota mínima de biocarburantes en gasolinas y gasóleos.

El Real Decreto 205/2021 es la última disposición normativa que regula los objetivos de venta o consumo de biocarburantes para los años 2021 y 2022, y limita el uso de biocarburantes producidos a partir de cereales y otros cultivos, los cuales no podrán superar el 7% del consumo final de energía en transporte en 2022.

La siguiente tabla recoge los objetivos de consumo hasta el año 2022.

PERIODO

2020

2021

2022

 
 

Objetivo consumo de biocarburantes (*)

8,5%

9,5%

10%

 

Objetivo consumo biocarburantes avanzados

0,1%

indicativo

0,1%

indicativo

0,2% obligatorio

 
 

(*)Porcentajes de las ventas o consumos de biocarburantes sobre el total de gasolina y gasóleo vendidos o consumidos con fines de transporte, en contenido energético, incluyendo los biocarburantes.

Puede consultar las estadísticas de consumo de biocarburantes en Andalucía en la herramienta INFO-ENERGIA

Retos del sector en Andalucía

Entre los retos más ambiciosos del sector andaluz de biocarburantes se encuentra el de asegurar su transición hacia el concepto biorrefinería y economía circular. En ella, de manera análoga al concepto convencional de la refinería de petróleo, la biomasa es aprovechada mediante diversos procesos de transformación (gasificación, rutas termoquímicas, hidrólisis enzimáticas, etc.) no solo en energía y biocarburantes avanzados, sino en un amplio espectro de bioproductos.