Transporte de gas

derecha

Andalucía es una región estratégica como punto de entrada de gas natural en el sistema gasista nacional y europeo. Dispone de 2 puntos de entrada de gas natural canalizado por los que llega el gas directamente desde los yacimientos argelinos a la península: gasoducto internacional Magreb-Europa (cerrado desde el 1 de noviembre de 2021 cuando cesó el suministro de gas hacia España), que se conecta a la red nacional de gasoductos en Tarifa y, el gasoducto internacional Medgaz, que se conecta a la red nacional en Almería.

Además, Andalucía cuenta con la planta de recepción, regasificación y almacenamiento de gas natural canalizado en Palos de la Frontera (Huelva); dos estaciones de compresión (una en Dos Hermanas y otra en Villafranca de Córdoba) y una red de transporte de más de 2.300 km a finales de 2022. Al igual que la red eléctrica, la red de gas se divide por su función en red de transporte y red de distribución. La red transporte de gas natural se clasifica según su presión, en red primaria, que es aquella cuya presión máxima de diseño es mayor o igual a 60 bares, y en la red secundaria, con una presión mayor de 16 bares y menor de 60.

Como gasoductos troncales del sistema gasista andaluz, destaca el gasoducto Huelva-Sevilla-Córdoba-Madrid; el gasoducto Huelva-Sevilla-Villafranca de Córdoba-Santa Cruz de Mudela; el gasoducto Tarifa-Córdoba y el gasoducto Córdoba-Jaén-Granada.

Los últimos gasoductos puestos en servicio fueron el gasoducto de transporte Huércal Overa-Baza-Guadix, con un total de 134 km que permite abastecer mediante gas natural canalizado a importantes núcleos poblacionales, y el eje de gasoductos de transporte Villacarrillo-Villanueva del Arzobispo-Castellar que permitirá la expansión de redes de distribución de gas natural en la provincia de Jaén. Como extensión del anterior, en 2021, se puso en funcionamiento el ramal de distribución “Villanueva del Arzobispo–Puente Génave”.

Desde el punto de visto energético y medioambiental, estos nuevos gasoductos reforzarán nuestro sistema de infraestructuras energéticas y permitirán reducir la dependencia de fuentes más contaminantes.